jueves, 28 de abril de 2011

Oportet semper orare et numquam deficere...

"Se nos dirá que exageramos, que dramatizamos o que apelamos a una retórica de circunstancia; con todo, esta dramática comprobación sale de boca misma de los Papas Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Aparece, empero, como una estrella fugaz en el firmamento; se olvida rápidamente y deja totalmente indiferente a la multitud, que no se preocupa por mirar hacia arriba, en dirección al Cielo."

De la CARTA A LOS AMIGOS Y BENEFACTORES Nº 78
+ Bernard Fellay Superior General de la Fraternidad San Pío X 

ACTUALIZACIÓN el 3-5-11: Carta a los fieles 78

2 comentarios:

  1. Todo eso muestra simplemente que es una iglesia guiada por hombres y nada mas.

    ResponderEliminar

Puede comentar las entradas...