domingo, 27 de mayo de 2012

Pentecostés 2012. Sermón del obispo Bernard Fellay



“Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse. Había en Jerusalén hombres piadosos, que allí residían, venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo”.
Hechos de los Apóstoles 2, 1-5

Sermón del Ob. Bernard Fellay, Pentecostés 2012 (audio en DICI)
Está en un sencillo inglés muy comprensible... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede comentar las entradas...